Andrea Tessa en Féminas Sinfónicas: “Jamás pensé en hacerlo profesionalmente, le tenía pánico”

 

 

Desde su debut en Canal 13 en 1975, la carrera de Andrea Tessa se disparó, logrando un paso por la televisión y radio. Desde 2006 comienza su camino por el jazz con su disco “Tribute”, seguido con “Leaving Home”, en 2008 y finalmente, “Jazzy” en 2012.

Andrea Tessa, referente del canto popular, conversa con Marcela Ibáñez, Verónica Torres y Carmen María Burmeister, en el nuevo capítulo de Féminas Sinfónicas. Actualmente, desde Santiago, comienza la entrevista contando que está en un proceso de certificación para transformarse en profesora de canto. “Una cosa es ser buen cantante y otra es ser buen profesor, además puedes traspasar tus malos hábitos a tus alumnos”, destaca sobre este nuevo comienzo junto a sus clases de piano.

Sobre su infancia relata que su padre era músico y amante de la ópera. “Él fue quien inscribió a mi mamá en clases de canto y luego a la asociación lírica chileno-italiana, luego empezó a trabajar en la ópera. Mi papá cantaba precioso, pero mi nono no lo dejó ser artista”, recuerda sobre la carrera de su madre Victoria Vergara, destacada mezzosoprano chilena. “Siempre se escuchó música en la casa”, destaca. La primera ópera que vio Andrea Tessa, fue a los seis años junto a su padre, quien la llevó a ver “Aida”.

Los primeros registros de Andrea Tessa comienzan cuando ella tenía 14 ó 15 años con un debut en un concurso estudiantil. “Jamás pensé en hacerlo profesionalmente, le tenía pánico, siempre hice las cosas a la fuerza, me mandaron a participar y gané”, recuerda.

Posteriormente a los 17 años cuando estaba terminando 4° Medio, la invitan a representar una canción en el Festival de Viña. “En una actividad familiar canté y estaba Scottie Scott quien me persuadió para que enviara un demo, bajo el seudónimo ‘El Quijote y Sancho Panza’. Al tiempo me llamó una periodista para decirme que quede clasificada”, cuenta la cantante sin dimensionar todo lo que vendría en su futuro.

En 1980 ingresó a la televisión donde presentaba artistas nuevos y luego, estuvo por ocho años en Más Música, en 1984, además de hacer una teleserie como Cristina García. “Tomé un curso de actuación, no para ser actriz, sino porque te hace ser integral para la interpretación”, menciona.

“Fue en un periodo en que los actores estaban molestos con los no actores en la teleseries, pero yo nunca sentí una mala cara, y me esforcé en no dar ningún motivo para molestías”, destaca sobre este periodo.

Sobre su actual recorrido por el jazz, afirma que llegó por su amistad con las personas de Radio Clásica, quienes realizaban jam sessions. “Me hice amiga de muchos músicos que me invitaron a cantar”, cuenta.

Conoce más detalles de su historia y proyecciones en el nuevo capítulo de Féminas Sinfónicas con Andrea Tessa, este sábado 1 de mayo a las 15:00 horas en Radio UdeC y las redes sociales de Corcudec.