Historia

El Teatro Municipal de Chillán

El Teatro Municipal de Chillán es un recinto cultural ubicado en la ciudad de Chillán, emplazado en la esquina de Constitución y 18 de septiembre a un costado del Centro de Extensión de la Universidad del Bío-Bío y frente a la Plaza de Armas de Chillán, forma parte del conjunto de Edificios Municipales. Antiguamente, el teatro se ubicaba en 5 de abril #555, dirección donde actualmente se ubica la Casa del Deporte, y en donde Claudio Arrau, en 1908 tuvo su primer concierto de piano con tan solo cinco años.

El espacio que recibió a reconocidos personajes nacionales como Gabriela Mistral y Nicanor Parra era un lugar lleno de cultura y arte a disposición de la comunidad, teniendo un abrupto y trágico fin el día del terremoto de 1939. Dicho día, en el interior del teatro se estrenaba la película “El Rey sin Corona”, una comedia de Joe E. Brown. Cuando se desató el cataclismo, los 500 asistentes intentaron huir, pero el colapso de la marquesina de acceso imposibilito su huida, dejando varios muertos y otras personas atrapadas en el interior.

Tras el terremoto, la tarea de reconstruir el edificio fue asignada a los arquitectos Ricardo Müller, Enrique Cooper y Josué Smith Solar quienes inician su reconstrucción en 1940. Paralelamente, se construía el Edificio del Cuerpo de Bomberos de Chillán, la Catedral de Chillán, el Edificio Consistorial de Chillán y el Edificio de los Servicios Públicos. Sin embargo, el 6 de abril de 1943 la Corporación de Fomento de la Producción anuncia la suspensión de la construcción del teatro, dado que existía una falta de fondos y recursos económicos, que fueron destinados a las infraestructuras dañadas por el Terremoto de Ovalle del mismo año. Es así como el Teatro queda a la deriva por más de 70 años.

En la década de 1990, el doctor Héctor Garay fundó la “Corporación Pro-Término del Teatro Municipal” cuyo objetivo buscaba reunir los fondos necesarios para la finalización de la obra. Si bien no se llega a concluir definitivamente la obra, si se construye una sala de menor tamaño ubicada a un costado del teatro, inaugurada en 1998.

Permanece en su obra gruesa desde 1943 hasta el año 2012, cuando durante la gestión edilicia de Sergio Zarzar, se destinan los recursos para su terminación. El Gobierno Regional aprobaba 3.800 millones de pesos para que Chillán tuviera el tan anhelado espacio para las artes y la cultura.

El recinto inaugurado en 2016 cuenta con 1.218 butacas de gran comodidad, ubicadas en tres niveles y un ascensor, más salas de exposición. Contando con una programación con un fuerte énfasis en el talento local, abarcando el trabajo artístico realizado por agrupaciones de danza, corales, musicales, orquestales y folclóricas. Los primeros meses de funcionamiento tuvo agendadas presentaciones de Bombo Fica, Natalia Valdebenito, Luis Jara y Anita Tijoux, entre otros artistas nacionales.