Historia

El Teatro Municipal de Chillán

 

es el principal recinto cultural de la ciudad de Chillán. Se emplaza en la esquina de las calles Constitución y 18 de septiembre. Es parte del conjunto de Edificios Municipales ubicados frente a la Plaza de Armas de Chillán. Su construcción demoró más de 70 años debido a la falta de recursos.

Antiguamente el teatro se ubicaba en Calle 5 de abril #555, dirección correspondiente a la actual Casa del deporte de Chillán, el día del Terremoto de 1939, en el interior del teatro se estrenaba la película «El rey sin corona«, una comedia de Joe E. Brown cuya recaudación sería destinada en beneficio del Cuerpo de Bomberos de Chillán. Cuando se desató el cataclismo, los 500 asistentes a la función desesperadamente intentaron huir, sin embargo, la marquesina de acceso al teatro se derrumbó, aplastando alrededor de trescientos de los asistentes, las otras doscientas personas quedaron al interior sin tener vía de evacuación.

La tarea de reconstruir el edificio fue designada a los arquitectos Josué Smith Solar, Ricardo Müller y Enrique Cooper quienes iniciaron los trabajos en 1940. De manera paralela a la construcción del teatro, también se construía el Cuerpo de Bomberos de Chillán, la Catedral de Chillán, el Edificio Consistorial de Chillán y el Edificio de los Servicios Públicos, sin embargo el 6 de abril de 1943 la Corporación de Fomento de la Producción suspendió la construcción de este edificio dado a que existían falta de recursos dado a que se había producido el Terremoto de Ovalle.

Durante 1943 y 1969 el terreno del teatro quedó a la deriva. No fue hasta 1969 que en el terreno adyacente al teatro, que fue adquirido por la Universidad de Chile cual correspondía a la Casa de Música de Otto Schaffer, donde se creó la Sociedad Musical Santa Cecilia, actual Centro de Extensión de la Universidad del Bío-Bío, algunas carreras empezaron a realizar clases en el interior del teatro, lugar al que los alumnos le llamaron «El Siberia«, dado a que era un lugar muy frío. Así también el lugar fue ocupado como bodega por la Municipalidad de Chillán.

En la década de 1990, el doctor Héctor Garay fundó la «Corporación Pro Término del Teatro Municipal» cuyo objetivo buscaba reunir fondos para la finalización de la obra. Aunque no llegaron a concluir definitivamente la obra, sí se conformaron con una sala de menor tamaño ubicada a un costado del teatro, inaugurada en 1998.

No sería hasta 2012 cuando fueron aprobados los primeros fondos regionales destinados a la finalización de la construcción del teatro y en 2015 su reanudación oficial hasta que fue inaugurado en 2016.Los primeros meses en funcionamiento tuvo agendadas presentaciones de Bombo Fica, Natalia Valdebenito, Luis Jara y Ana Tijoux.